Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Trastorno del pánico

139239927 Trastorno del pánico  trastorno del pánico trastorno pavor pánico miedo mental enfermedad mental crisis de pánico crisis El trastorno del pánico es un trastorno de ansiedad que causa ataques repetitivos e inesperados de intenso miedo, que pueden durar de minutos a horas.

La causa exacta del trastorno de pánico se desconoce, aunque la herencia puede jugar un papel en su desarrollo. El trastorno de pánico a menudo ocurre en miembros de la familia que no son parientes consanguíneos.

El trastorno de pánico se presenta a menudo el doble en mujeres que en hombres. La persona afectada con frecuencia vive con temor a otro ataque y es posible que no quiera estar sola o alejada de la asistencia médica.

Los síntomas por lo general comienzan antes de los 25 años y aunque el trastorno de pánico se puede presentar en niños, no suele diagnosticarse hasta que la persona es mayor. Las personas con esta afección generalmente se someten a pruebas y exámenes para síntomas relacionados con ataque cardíaco u otras afecciones antes de que se haga el diagnóstico de trastorno de pánico.

La característica fundamental del trastorno de pánico es la presencia de crisis de pánico recurrentes, inesperadas y que no se encuentran relacionadas con ninguna circunstancia en particular (son espontáneas), sin un factor externo que las desencadene, o sea, que no son desencadenadas por una exposición a una situación social (como si lo es el caso de la fobia social) o frente a un objeto temido (en cuyo caso se trataría de una fobia específica). Otra característica del trastorno de pánico es el miedo persistente a padecer una nueva crisis de pánico, esto es miedo al miedo y se lo denomina ansiedad anticipatoria. Esta ansiedad puede a llegar a ser tan importante que puede llevar a confundir el diagnóstico de trastorno de pánico con el de trastorno de ansiedad generalizada.

Te damos algunas medidas que puedes tomar para ayudarte a ti misma o a cualquier persona que sufra de este trastorno:

-      Informarte acerca del trastorno de pánico a través de profesionales especialistas y libros específicos.

-      Aceptar que es una enfermedad, que consiste en crisis intensas de angustias, ansiedad anticipatoria y conductas de evitación.

-      Reconocer que es una enfermedad que requiere tratamiento especializado y conductas de autocuidado.

-      En una primera etapa del tratamiento, incentivar el compromiso y cumplimiento de las indicaciones médicas.

-      En una etapa posterior del tratamiento, y en acuerdo con el terapeuta, estimular el enfrentamiento de los miedos y temores según el ritmo de cada persona, reforzando los avances aunque sean pequeños.

-      Tener una conducta acogedora y serena, sin contagiarse con la urgencia de la situación.

-      Entender que la persona está realmente asustada, pero señalarle que la crisis no es peligrosa ni involucra riesgo de vida.

Comparte este articulo en | Más

Tags: