Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El orgasmo

sb10065843g 001 225x300 El orgasmo vagina sexualidad femenina sexo punto g placer femenino placer pene Pareja & Sexualidad orgasmo hacer el amor clitoris Sin duda es la palabra más placentera de la vida, es tan satisfactoria que incluso nos cuesta nombrarla en voz alta. Te invitamos a conocer más sobre el orgasmo y descubrir trucos que te ayudarán a disfrutar al máximo.

El orgasmo proviene del griego orgh, que significa desear ardientemente. Corresponde al clímax del placer sexual y, lamentablemente, dura solo unos pocos segundos, pero es el placer más grande que un ser humano experimenta en su vida. Luego de este terremoto de sensaciones, viene un relajo y un sentimiento de bienestar absoluto.

Cómo lo vive nuestro cuerpo

En el hombre normalmente está asociado a la eyaculación, sin embargo los hombres también pueden desarrollar la capacidad de tener un orgasmo sin necesidad de eyacular. En ellos además hay una contracción de los músculos del perineo en el momento del orgasmo.

En nosotras el clítoris se retrae, el perineo y la vagina se contraen, al igual que el útero. Además, los pezones se ponen duros y puntiagudos. También hay mujeres que en el momento del orgasmo segregan un líquido blanquecino, lo que se conoce como la eyaculación femenina.

En ambos sexos el ritmo cardíaco se acelera y los vasos sanguíneos se dilatan. En este clímax de la sexualidad, las endorfinas juegan un papel preponderante, entregándonos una sensación de placer absoluta luego del orgasmo.

Cómo se genera

Normalmente, suele ser la estimulación de las zonas erógenas, como los genitales, los pezones, o bien el ano, las orejas, el cuello o la espalda en algunos casos, lo que produce finalmente llegar al orgasmo. Esta estimulación puede ser a través de caricias, como también por medio del sexo oral, como la felación y el cunnilingus.

Es conocido que a las mujeres nos cuesta más llegar al orgasmo y esto es cierto pero no totalmente. Las mujeres necesitan de una preparación un poco más prolongada y dedicada que los hombres, pero una vez que están excitadas, el tiempo que pueden demorar para llegar al orgasmo es prácticamente el mismo que un hombre.

Consejos para lograr un orgasmo

Lo primero que debes saber es que si conoces bien tu cuerpo y cómo te gustan las caricias, los besos, la penetración, el sexo oral, etc., será mucho más fácil que goces de tu sexualidad y que tengas orgasmos más placenteros.

En primer lugar, no sólo tus genitales y tus pezones son zonas erógenas, hay infinitos lugares que pueden brindarte un placer irresistible, sólo debes proponerte a encontrarlos. Esto puedes lograrlo a través de la masturbación, para luego comunicarle a tu pareja lo que has descubierto de ti misma.

Puedes comenzar familiarizándote con las siguientes zonas de tu cuerpo:

El clítoris. Es un pequeño apéndice que se encuentra en la cumbre de los labios vaginales. Se accede con facilidad y es muy sensible a las caricias.

El punto G. Está al lado de la vejiga, detrás del hueco púbico y detrás de la uretra. Puedes estimularlo fácilmente con tus dedos, presionando repetidas veces o bien con un vibrador especializado para este punto.

Si vas practicando poco a poco, irás descubriendo qué es lo que te gusta, cómo, a qué ritmo y con qué intensidad, datos que podrás entregar después a tu pareja.

Multiorgasmos

Muchas mujeres no lo saben y otras no lo creen posible, pero el mito de la mujer multiorgásmica es cierto. Al igual que los hombres, nosotras también podemos disfrutar de un orgasmo tras otro sin ningún tapujo. Sólo depende de ti, de cuánto interés pongas en ti misma y de la comunicación que tengas con tu pareja. Atrévete a adentrarte en un mundo de orgasmos que talvez ni siquiera imaginas.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario