Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» 7 hábitos que matan el deseo sexual

subscribete

7 hábitos que matan el deseo sexual

deseo sexual 7 hábitos que matan el deseo sexual   testosterona sexo pareja sexo Pareja & Sexualidad pareja libido hormonas sexo endorfinas deseo sexual cortisol apetito sexual Todos sabemos que después de un tiempo de relación la libido tiende a disminuir. Por eso es importante saber cómo mantenerla y qué hacer para no perder el deseo por el otro. Encuentra todo esto en el siguiente artículo.

Uno de los aspectos más importante dentro de una relación de pareja es el sexo. Pero es muy común que con el tiempo vayamos perdiendo el deseo y el interés erótico por el otro. Mantener una libido alta no es fácil. Por suerte tienes a Pretenciosas que a continuación te cuenta 7 cosas que matan el deseo sexual, para que comiences a sacarlas de tu rutina.

1. Dormir poco

¿Sabías que no dormir lo suficiente afecta directamente tu vida sexual? El insomnio reduce el nivel de testosterona en el organismo, hormona que incrementa los niveles de libido. Además, la falta de sueño aumenta la secreción de cortisol, la hormona del estrés, y nadie tiene deseo sexual cuando está estresado. Ya lo sabes, es importante regularizar tus horas de sueño para disfrutar de una buena sexualidad.

2. Quejarte de tu cuerpo

Si te la pasas mirándote al espejo esos michelines o esa celulitis que no te abandona, es difícil que te surjan deseos de desnudarte y meterte en la cama con tu chico. El estar concentrada todo el rato en tus defectos hace que las ganas de estar con tu pareja se desvanezcan, pues piensas que él estará viendo esos mismos defectos que tanto te acomplejan. Pero lo cierto es que tu chico se preocupa de cualquier cosa menos de tus kilitos de más durante el sexo. Una buena sexualidad no tiene nada que ver con un cuerpo perfecto.

3. Ver noticias antes del sexo

¿Quién podría exitarse después de ver los desastres que están ocurriendo en el mundo, los niños que pasan hambre, la guerra en tal lugar, la bolsa que se desploma, las manifestaciones por mejor educación,…? Es imposible que tu libido aflore si te acuestas con todos estos temas dando vueltas en la cabeza. Evita ver noticias antes de acostarte. Mejor compartan una buena conversación, disfruten de un rico postre juntos, lee un rato una novela apasionada, …

4. Beber más de la cuenta

Muchos creen que al beber alcohol y por ende estar más desinhibidos, disfrutarán de un mejor sexo. Pero lo cierto es que beber de más no ayuda a aumentar tu libido, sino que al contrario. El alcohol tiene efectos depresivos en tu organismo, por lo que retarda las respuestas de este frente a estímulos sexuales, siendo más difícil llegar al orgasmo. Además el alcohol produce deshidratación, lo que afectará la lubricación vaginal. Uno o dos tragos son suficientes para relajarte un poco y soltar tu cuerpo, no te excedas.

5. Tomar la píldora anticonceptiva

Pocos saben que uno de los efectos que puede tener la píldora es una reducción en el apetito sexual. Esto se debe a que la píldora anticonceptiva reduce los niveles de testosterona en tu organismo, hormona que como te decíamos estimula la libido. Si piensas que esto puede estarte sucediendo, pídele a tu médico que te recete otra marca con una composición hormonal diferente, o bien, opta por otro método anticonceptivo que no sea hormonal.

6. No te ejercitas

Si pasas de la silla de la oficina al sofá de tu casa, es muy difícil que tu líbido aumente. El sedentarismo produce una sensación de letargo corporal, lo cual inhibe que te estimules para el sexo. Además, el estar sentada todo el tiempo entorpece el flujo de sangre hacia tu zona íntima, durmiendo también esta parte. Por otro lado, la actividad física genera la liberación de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, del relajo y… del placer.

7. Cenas muy tarde

Comer muy tarde en la noche y en abundancia mata definitivamente el deseo sexual. Quedas con una sensación de pesadez y además tu sangre está más preocupada de la digestión que de enviar flujo a tus partes íntimas. Trata de cenar antes de las 8 de la tarde y prefiere un plato liviano, ojalá rico en verduras y una carne suave, como el pescado, el atún o el pavo. Tendrás mucho más energía para un encuentro sexual con tu chico.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario