Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Los mareos en el embarazo

nauseas embarazo Los mareos en el embarazo salud mujer salud femenina Salud & Bienestar nauseas embarazo nauseas mujer mareos embarazo mareos embarazo dietas Padecer de mareos durante el primer trimestre del embarazo es algo muy usual, que le sucede a la mayoría de las embarazadas. Estos mareos pueden resultar muy molestos, por eso a continuación te traemos algunos consejos para que aprendas a evitarlos. Toma nota.

Los mareos en el embarazo no afectan al bebé, pero pueden resultar incómodos y molestos para la madre.

Estos mareos se deben principalmente a que durante el embarazo los niveles de azúcar y la tensión arterial suelen disminuir, lo cual genera que se produzca esta sensación de mareos, náuseas y en algunos casos, desmayos. Existen algunas técnicas que disminuyen estos síntomas. A continuaión te las contamos.

Mantén el nivel de azúcar en la sangre. Para evitar que los niveles de azúcar en tu sangre disminuyan, procura realizar como mínimo 5 comidas diarias, de modo que evites pasar más de tres horas sin ingerir alimentos.

Consume hierro. Una de las causas de los mareos es la anemia, la cual se produce por falta de hierro. Procura incluir en tu dieta alimentos ricos en hierro, como las carnes rojas, los frutos secos, la espinaca, la acelga, la alcachofa, los cereales integrales y el chocolate negro, por ejemplo.

Evita el calor excesivo. Trata de no permanecer mucho tiempo en lugares muy calurosos, al igual que evita permanecer bajo el sol directo o darte baños prolongados muy calientes. Esto, debido a que el calor intenso hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo cual baja la presión arterial.

Anda prevenida. Procura llevar siempre en tu bolso de mano un plátano u otra fruta y una botellita de agua, de modo que si comienzas a sentirte mal, recobres las fuerzas de inmediato y evites que el mareo sea mayor.

Evita la ropa muy ajustada. En lo posible, trata de no llevar jeans muy ceñidos o rapa que te resulte apretada e incómoda, pues los vasos sanguíneos se contraen obstaculizando la circulación sanguínea.

Duerme de costado. El peso del útero, sobre todo a partir del segundo trimestre, suele aplastar las venas, impidiendo la correcta circulación. Por eso, prefiere dormir de lado.

Si tus mareos persisten, son muy frecuentes o están obstaculizando mucho tu vida diaria, no dudes en consultar con tu médico.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario