Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

La importancia de dormir

sb10068174e 001 199x300 La importancia de dormir Salud & Bienestar renovacion celular piel mujer juventud dormir colageno Belleza Cuando dormimos nuestro cuerpo descansa, se recupera y regenera los tejidos y células. No respetar las horas de sueño que requiere nuestro organismo nos trae problemas de salud, psicológicos y nos mantiene menos bellas. Acá te contamos por qué.

Según las actividades que tengamos durante el día, deberíamos dormir entre 7 a 9 horas diarias. En menos de ese tiempo, nuestro cuerpo y mente no alcanzan a recuperarse por completo y a reparar los daños celulares que se producen durante el día. Nuestra mente no alcanza a desconectarse para enfrentar un nuevo día y el cuerpo amanece más cansado de lo que estaba cuando nos acostamos.

Pero dormir bien no sólo nos mantiene saludables, sino que también ayuda a que nos veamos bien. Dormir es el mejor tratamiento para tener la piel joven y radiante. Durante el día, nuestra piel se defiende de las agresiones ambientales y en la noche, se activan los mecanismos regenerativos y de reparación celular.

Durante la noche, la síntesis de colágeno y elastina alcanzan su punto máximo, esto alrededor de las tres de la mañana. Esto activa el incremento de intercambios celulares y la microcirculación y drenaje para eliminar toxinas. Todo esto, si no dormimos adecuadamente, se enlentece y no se desarrolla normalmente, por lo que nuestra piel lucirá más fatigada y contará con menos mecanismos de protección, lo cual conlleva a que envejezca más rápidamente.

Consejos para dormir bien

Ejercicio físico. El practicar deporte es fundamental para descansar bien de noche. Realiza actividad física al menos tres veces por semana y mínimo tres horas antes de ir a acostarte, de lo contrario tu cuerpo estará muy activado y te costará relajarte para dormir.

Sustancias estimulantes. El café, el té, el alcohol o el tabaco, son productos que inhiben el sueño. Trata de evitarlos o dejar el café exclusivamente para la mañana.

Cena liviano. El comer mucho de noche altera tu sueño, ya que tu estómago está pesado y por lo tanto tu organismo incómodo. Prefiere platos ligeros por la noche y come al menos dos horas antes de dormir.

Desconéctate. Muchas veces los problemas del día nos impiden quedarnos dormidos. Una buena idea es anotar las cosas que tienes que hacer al día siguiente junto con las soluciones o estrategias que harás para solucionarlas. De esta forma tu mente se desconecta de los problemas hasta el día siguiente y duermes bien.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario