Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Embarazo y deporte

748586641 Embarazo y deporte ser madre salud mujer Salud & Bienestar parto madre figura feto embarazo ejercicio deporte en el embarazo deporte bebé El embarazo es seguramente la experiencia más esperada y maravillosa en la vida de las mujeres. Pero como algunas sabrán, este estado puede provocar profundos cambios en nuestro cuerpo y en nuestra figura. Una de las mejores maneras para evitar que el embarazo altere de sobremanera nuestro cuerpo, es practicar deporte. A continuación te mostramos los beneficios que tiene ejercitarse durante el embarazo. Toma nota.

El ejercicio en el embarazo

Uno de los momentos en que está más recomendado practicar ejercicio es durante el embarazo. Sin embargo, expertos recomiendan comenzar a ejercitarse antes de quedar embarazada, de modo de entrenar y capacitar el organismo desde el punto de vista físico. Luego, se debe continuar con una rutina de ejercicios durante toda la gestación y también durante los meses posteriores al parto.

Ejercitarse antes y durante el embarazo trae beneficios tanto para la madre como para el bebé. El ejercicio contribuye a hacer más llevadero el embarazo en general y facilita también el trabajo de parto, reduciendo el sufrimiento para la madre y para el bebé. Además, el ejercitarse regularmente durante la gestación, contribuye a que la madre se recupere más rápidamente luego de dar a luz. El deporte en el embarazo ayuda también a desarrollar el vínculo y la comunicación entre madre e hijo desde antes del nacimiento.

Asimismo, practicar deporte en el embarazo ayuda a tonificar la musculatura abdominal, pelviana y lumbar, lo cual contribuye a evitar la sobrecarga muscular provocada por la presencia del feto en el vientre, reduciéndose así los dolores de espalda o cuello. Además, el ejercicio ayuda a liberar tensiones psicológicas, estimula la circulación sanguínea, incrementa la capacidad respiratoria, mejora la postura corporal, evita el aumento excesivo de peso y facilita la recuperación de la figura tras el parto.

Según los expertos en el tema, el ejercicio ideal durante el embarazo es todo aquél que implique un gran trabajo aeróbico y que desarrolle los grandes grupos musculares. Entre los deportes que brindan un buen trabajo aeróbico podemos encontrar las caminatas rápidas, la natación, la bicicleta y la gimnasia en el agua, especialmente beneficiosa durante el embarazo. Estos ejercicios pueden complementarse con otros más de tipo muscular, como el Pilates, el yoga o la gimnasia localizada, todos los cuales son posibles de encontrar en versiones especiales para embarazadas.

Precauciones a tomar

A pesar de estar muy recomendado el practicar deporte durante el embarazo, de todas formas es necesario tomar ciertas precauciones. Primero que todo, es recomendable realizar un examen médico previo a iniciar cualquier actividad, de modo de adaptar la práctica deportiva al estado físico personal.

Además, se debe evitar practicar ejercicio en horarios muy calurosos o en días muy húmedos, ya que durante el embarazo existe más riesgo de sufrir una deshidratación.

Otro punto importante es evitar los movimientos bruscos y que produzcan contragolpes, como es el caso del aerobox, el body combat, el trote y todos aquellos ejercicios que provocan impacto.

También está recomendado que las embarazas practiquen ejercicio sobre pisos de madera, alfombrados o sobre colchonetas, para así reducir los golpes. Es fundamental pre calentar antes de iniciar la actividad, beber mucha agua antes, durante y después del ejercicio y elongar los músculos una vez finalizada la actividad.

Asimismo, se debe cuidar que las pulsaciones no suban de 140 por minuto y además, es recomendable partir con una rutina más bien suave de ejercicios, para ir intensificándola gradualmente.

De más está decir que los deportes extremos como el ski, el submarinismo, el alpinismo, el surf, etc., quedan prohibidos, debido al riesgo para el feto en formación. Asimismo, si repentinamente se sufre de sangrado vaginal, inflamaciones, mareos, fatigas, contracciones o cualquier otro síntoma preocupante, se debe suspender inmediatamente la actividad deportiva y consultar al médico cuanto antes.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario