Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Embarazo después de los 30: las verdades de esta realidad

subscribete

Embarazo después de los 30: las verdades de esta realidad

2 Comentarios

72003795 199x300 Embarazo después de los 30: las verdades de esta realidad treinta trabajo Salud & Bienestar riesgo profesión parto hijos guagua familia enfermedad embarazo tardío embarazo después cesárea bebé 30 En los últimos años el promedio de edad de las mujeres que tienen su primer hijo cambió de los 26 a los 30 años. Y es que al parecer la maternidad se ha transformado en algo que las mujeres desplazamos cada vez más. Será por que el trabajo no nos permite formar una familia antes, porque queremos desarrollarnos profesionalmente primero, porque buscamos una estabilidad y seguridad económica por nuestra parte, porque tememos perder nuestra independencia, en fin, podrían ser infinitas las razones que llevan a que las mujeres estén dejando el ser madres para después.

Por un lado, existe la infaltable presión social, no hay mamá, ni tía, ni abuelita que si ya pasaste los 27 no te empieza a aturdir con la frase “¿y, para cuando la guagüita?”, y si es que para esa fecha aún estás soltera, no falta el “mejor no casarse tan tarde porque hay que tener guagua”. Y es que la mayor parte de la generación que nos antecede no logra entender cómo una podría priorizar su profesión antes que el tener hijos.

De que es un tema complicado sí que lo es. Además que a una también le llega su reloj biológico y nos encantaría quedar embarazadas, pero en ese momento empiezas a pensar en cómo lo vas a hacer con el trabajo, acaban de contratarte en una muy buena empresa, donde tienes posibilidades de desarrollarte profesionalmente, y el embarazarte complica todo ese escenario. Porque no es solamente el embarazo, son años en que tenemos que repartirnos entre ser madres y mujeres profesionales, lo que retrasa cualquier plan temprano de surgir en un trabajo.

Esto se relaciona muchas veces con que la mayoría de nosotras crecimos con mamás que eran dueñas de casa y que estuvieron siempre ahí en cualquier momento del día durante toda nuestra niñez y adolescencia para atender cualquier cosa que necesitáramos. Entonces, luego de ese modelo e imagen de lo que significa ser madre, es complicado vernos a nosotras en el futuro todo el día en el trabajo y con una nana que cuide a nuestros retoños. Pero ¿cómo diablos se compatibilizan las dos cosas? La que lo sepa por favor que me lo cuente.

Por otra parte, todas hemos escuchado que el ser madres primerizas después de los 30 no es recomendado, pero ¿qué hay de cierto en esto y qué son puros mitos? La mayoría de los estudios coinciden en que la mejor edad para tener hijos es entre los 20 y los 35 años, ya que después de ese momento los problemas de fertilidad relacionados con la edad aumentan considerablemente. Existe más riesgo de abortos espontáneos, anormalidades fetales y enfermedades relacionadas con el embarazo.

Cómo influye la edad de la madre en el futuro bebé

sb10063787h 001 224x300 Embarazo después de los 30: las verdades de esta realidad treinta trabajo Salud & Bienestar riesgo profesión parto hijos guagua familia enfermedad embarazo tardío embarazo después cesárea bebé 30 Ciertos estudios han demostrado que las mujeres de edad más avanzada tienen un mayor riesgo de tener un hijo con síndrome de Down. Así, a la edad de 35 años, la posibilidad de que esto ocurra es de una en 300 aproximadamente, mientras que a los 25 años es sólo una en 1.250. Además, existen otras anomalías cromosómicas menos comunes, como los síndromes de Patau y de Edward, cuyas incidencias también aumentan con la edad materna. Con respecto al parto, también hay ciertas variaciones cuando se trata de madres más maduras, por ejemplo, después de los 35 años los nacimientos por cesárea aumentan considerablemente, además de que existe mayor riesgo de sufrimiento fetal.

Sin embargo, es importante decir que la gran mayoría de los bebés nacen sanos y, a excepción de las anomalías cromosómicas, los estudios indican que el riesgo de malformaciones congénitas en bebés nacidos de madres mayores no es mayor que para los hijos de las mamás más jóvenes.

Pero por otro lado, ser madre más tarde también tiene sus ventajas. En este sentido, tienes que pensar que después de los 30 tu vida profesional ya está consolidada y cuentas con una seguridad económica que talvez no tenías a los 25, hecho que te podría permitir el alejarte más de la vida laboral y dedicar más tiempo a tu bebé, lo que es más difícil de realizar más joven, pues normalmente no se tiene una estabilidad económica tan sólida cuando estamos comenzando a trabajar.

En fin, nuestra idea no es alarmarte ni que te comiences a estresar con el tema de ser madre, sino que a veces es necesario tocar este tema, sacarlo a la luz y que comience a comentarse, para que se pueda compartir lo difícil que resulta combinar todo para nosotras hoy en día. Lo importante es que sepas que el mejor momento de ser madre para ti será el momento en que tú decidas que quieres comenzar ese camino, cuando te sientas cómoda y el quedar embarazada no signifique el perder otras cosas que para ti en ese momento están siendo una prioridad. Claro que es difícil que no te afecten las presiones de tu familia y del medio para que te transformes en mamá luego, pero es necesario hacer un esfuerzo por concentrarnos en nosotras y en lo que queremos en cada momento de nuestras vidas. Eso es lo que te hará realmente feliz.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

2 Comments for this post

jemilka  Says:

me parece importante este tipo de tips ya que tengo un hijo de 15 años y ahora nuevamente estoy embarazada tengo 31 años y es empezar de nuevo

 

John  Says:

bueno la edad especial es a los treinta entre treintaycinco la verdad tiene que tener madurez emocional la mujer que quiera ser madre a mas temprana edad, pero igual y en el camino la madurez va ir apareciendo, tener un hijo es lo más hermoso e indescriptible, pero las racionabilidades a veces hacen llorar jeje

 

Deja tu comentario