Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El pecho y la lactancia

pecho y lactancia El pecho y la lactancia  salud mujer Salud & Bienestar pezones pezon pechos y embarazo pecho y lactancia pecho lactancia embarazo dar pecho amamantar amamantamiento En el siguiente artículo te traemos algunos consejos para que cuides tu pecho durante la lactancia.

Durante el embarazo y la lactancia los pechos sufren muchos cambios,por eso es importante saber cómo cuidarlos y protegerlos. Atenta a los siguientes consejos.

  • Desde el comienzo del embarazo, aplica en los pechos cremas que contengan vitamina E y rosa mosqueta. Así ayudas a prevenir la aparición de estrías.
  • Has ejercicio antes, durante y después del embarazo. Para evitar que los pechos se caigan con el embarazo y la lactancia, debes ejercitar los músculos de los pectorales, los cuales sostienen los pechos. El yoga, el pilates y la natación son perfectos para trabajar este músculo.

  • Debes utilizar el sujetador adecuado durante el embarazo y durante la lactancia también. Prefiere aquellos especiales para este período, que tienen refuerzos y los tirantes anchos, de modo que sujetan bien los pechos.
  • Date baños de agua fría en los pechos, esto estimula la circulación y favorece la elasticidad de la piel. AL final de la ducha date un chorro de agua fría sobre los senos.
  • A la hora de dar pecho, es recomendable que lo hagas recostado de lado, de modo que tu pecho quede apoyado sobre la cama y no colgando, así evitas que se caigan. Además esta es una buena posición para el bebé.
  • Si tus pezones están irritados por la succión del bebé, aplica cremas ricas en lanolina en toda la zona afectada, esto evita las grietas y calma la irritación.
  • Utiliza tu propia leche para darte masajes en los pezones tras dar de mamar a tu bebé. La leche materna contiene componentes antiinflamatorios y antiinfecciosos.
  • Antes de retirar al bebé de tu pecho, debes interrumpir la succión, si sacas al bebé mientras mamá, tirará de tu pezón y te lastimará. Para evitar esto, introduce tu dedo meñique en su boca y así podrás retirarlo del pecho con facilidad.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario