Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El jogging

85209887 El jogging trote trotar salud mujer Salud & Bienestar mujeres mujer jogging ejercitarse ejercicio deporte mujer deporte Belleza Esta forma de ejercitarse gana cada día más adeptos. Sus beneficios son muchos y sus efectos en nuestro cuerpo se hacen notar rápidamente. Conoce más sobre este deporte en el siguiente artículo.

El jogging es un término anglosajón que hace referencia a un trote o bien, a una caminata de forma rápida, durante un tiempo prolongado. La palabra jogging nos transmite la libertad que significa poder salir a trotar o a caminar en el momento que queramos y en el lugar que queramos, sin depender de nada ni nadie.

En el jogging se sigue un ritmo determinado, no demasiado rápido ni tampoco muy lento, manteniendo un paso e intensidad en forma continuada y frecuente durante todo el recorrido. El jogging puede ser un trote o bien, una caminata veloz.

Beneficios del jogging

Mejora el estado físico. En el jogging se mantiene un trabajo y exigencia continuos de los sistemas cardiovascular y respiratorio, por lo que nuestro organismo se oxigena, mejora la circulación sanguínea y aumenta la capacidad coronaria y la pulmonar. Por esto, se previene el envejecimiento prematuro, se mejora el estado y resistencia de los huesos, se fortalece el sistema inmunológico y se previenen enfermedades cardiovasculares.

Promueve la pérdida de peso. El jogging es un ejercicio cardiovascular, por lo que, como en la mayoría de estos ejercicios, se quema una gran cantidad de calorías. En una hora de jogging, a una velocidad de 10 km/h promedio, se gastan alrededor de 500 calorías. Además, a este mismo ritmo quemas más o menos un 30% de grasa en 30 minutos.

Mejora la silueta. Este ejercicio representa un deporte muy completo, pues se trabajan todos los músculos del cuerpo, desde la cabeza, pasando por los brazos, pecho, espalda, abdominales, glúteos y piernas. Así, además de quemar grasa y calorías, con el jogging se están tonificando todos estos músculos, de manera sutil y femenina. Además, la postura que se mantiene durante el ejercicio, con la espalda recta mientras se dan pasos decididos, mejora la coordinación y la postura corporal.

Mejora el ánimo. Como cualquier deporte, el jogging ayuda a mejorar el estado anímico y a hacernos personas más felices. Durante el ejercicio desahogas tensiones y te liberas de estrés y angustias. De la misma manera, se secretan dosis de adrenalina y endorfinas, las cuales nos producen placer y una sensación de bienestar al terminar el ejercicio.

El jogging como caminata veloz

Esta forma de practicar este deporte tiene muy pocos efectos adversos, a diferencia de lo que sucede con el trote. El jogging como caminata veloz, es un ejercicio de bastante bajo impacto, pues al ser justamente una caminata, hay menos sufrimiento de articulaciones, así como de las rodillas y espalda. Además, al no estar dando saltitos como es en el caso de cuando se trota, se produce menos el efecto de rebote en los pechos y demás zonas del cuerpo, como la cara, por lo que evitas que a la larga se suelten y caigan.

Otro beneficio del jogging como caminata veloz, es que se produce menos agote y dificultad respiratoria que cuando se trota, por lo que es un ejercicio ideal para las personas que no están acostumbradas a realizar actividad física.

Este ejercicio se practica realizando caminatas bastante rápidas, dando pasos cortos pero veloces. Se combina con un movimiento y posición de los brazos como los que mantenemos cuando vamos trotando. Pero sin duda lo más importante del jogging como caminata veloz es mantener un ritmo rápido y continuado.

Consejos para comenzar

Siempre es importante que realices cualquier ejercicio con la ropa adecuada. En el caso del jogging, lo único de lo que debes preocuparte es de las zapatillas. Procura que estas sean cómodas y que además cuenten con las amortiguaciones y seguridad necesarias. Déjate asesorar por un experto en este tema.

También es fundamental que empieces de manera progresiva, sobre todo si no acostumbras hacer deporte regularmente. Comienza con salidas de 20 minutos 3 veces por semana durante un tiempo, y en la medida en que notes que tu estado físico va mejorando y que esta frecuencia de ejercicio se te ha hecho muy liviana, aumenta el tiempo y la intensidad progresivamente.

Termina cada sesión de jogging con una buena elongación de todos los músculos y con una hidratación suficiente. ¡Ánimo!

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario