Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» El embarazo y la alimentación

subscribete

El embarazo y la alimentación

embarazo El embarazo y la alimentación vida saludable tips dieta Salud & Bienestar productos light productos dieteticos peso embarazo mujer madre light gestacion embarazo dietas dieta embarazo dieta bebé alimentacion embarazo alimentacion dietética alimentacion Durante esta etapa las mujeres debemos tener cuidados especiales. Uno de ellos se refiere a la alimentación. En el siguiente artículo te presentamos todo lo que debes saber sobre la importancia de la alimentación durante el embarazo.

Lo ideal es que la futura mamá se prepare desde algunos meses antes de la concepción, ingiriendo el doble de nutrientes, pero ojo, no el doble de calorías. Estar embarazada no significa comer por dos, pero sí multiplicar la ingesta de nutrientes. Durante la gestación, el consumo de calorías se debería aumentar a lo sumo en 300 calorías más por día, de modo de compensar la mayor exigencia orgánica que supone esta etapa.

La alimentación durante el embarazo es muy importante, ya que de ella dependerá en gran parte la salud del futuro bebé y también la de la madre. Además, una alimentación equilibrada nos ayudará a mantenernos en un peso saludable durante este período.

Desde el mismo momento en que se planifica quedar embarazada, se recomienda comenzar a ingerir suplementos de ácido fólico. Asimismo, en este estado no pueden faltar el pan, los cereales y las patatas, de preferencia en sus variedades integrales, los cuales deben representar el 70 % de la dieta.

Las frutas y verduras naturalmente también juegan un papel principal durante el embarazo. Se deben consumir al menos 5 raciones diarias, en versión de zumo, como ensalada, como sopas, etc.

Alimentación equilibrada

En el embarazo la idea es comer de todo: carnes, pescados, huevos, lácteos, frutos secos, frutas frescas, cereales y verduras. El consumo de leche y productos lácteos es fundamental, debido al mayor aporte de calcio que se requiere en esta etapa.

Azúcar con moderación

Durante el embarazo los dulces y las grasas deben reducirse al mínimo. El azúcar que se necesita se obtiene de las mismas frutas que comemos, por lo que el consumo aparte de dulces no significa ningún aporte, al contrario, sólo se almacena en el cuerpo como grasas.

Cuidar el peso

En el embarazo no debemos comer por dos. Si en lugar de comernos dos trozos de chocolate nos comemos 4, terminaremos ganando ese sobrepeso que después cuesta tanto quitarse. Durante la gestación se deberían ganar entre 9 y 13 kilos extra, manteniendo un consumo de 2.000 calorías diarias.

Vitaminas y minerales

En lo que a vitaminas y minerales se refiere, sí debemos comer por dos. Aquí el calcio es fundamental para el desarrollo de los dientes y huesos del bebé, como también para cuidar los de la madre. El calcio no lo encontramos únicamente en los lácteos, sino que también en las hortalizas de color verde oscuro, en el pan, las legumbres, los frutos secos y el pescado azul por ejemplo.

El hierro es otro elemento primordial en el embarazo, ya que su consumo ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre. La vitamina C también demos reforzarla, pues contribuye a la absorción del hierro, mientras que la vitamina B12 nos ayuda a mejorar la salud de la sangre.

El omega 3 es un ácido graso esencial, que tampoco puede faltar durante este período. Este elemento es importante para el cerebro y el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

Ácido fólico y yodo

El ácido fólico es fundamental para el correcto desarrollo de los órganos y tejidos del futuro bebé. Además, su consumo reduce el riesgo de defectos en la columna vertebral, como la enfermedad de la espina bífida. A pesar de que ingerimos este elemento a través de los cereales, el pan, las frutas y las verduras, de todas formas es necesario tomar un suplemento de 400 microgramos al día. El yodo es fundamental para el correcto funcionamiento de la tiroides, por lo que también debemos reforzar su consumo.

Lo que está prohibido

Hay ciertas cosas que están prohibidas durante el embarazo. El alcohol es una de ellas. Su consumo debería reducirse a cero, sin embargo algunos especialistas permiten hasta dos copas de vino o de cerveza por semana.

Los huevos crudos también deben evitarse, ya que existe el riesgo de contraer salmonela, así también como los quesos curados y blandos y el paté, que pueden contener la bacteria de la listeria. El cacahuate o maní tampoco debemos consumirlo, para así evitar en el niño la alergia a este fruto seco.

El café es otra bebida que se debe consumir con gran moderación, especialmente en los primeros cuatro meses de gestación.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario