Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Cómo alimentarse en cada etapa de la vida

subscribete

Cómo alimentarse en cada etapa de la vida

1 Comentario

etapas Cómo alimentarse en cada etapa de la vida vida saludable verduras Salud & Bienestar mujer menopausia grasas frutas fibra embarazo dietas dieta colesterol alimentacion y menopausia alimentacion y lactancia alimentacion y embarazo alimentacion adolescencia alimentacion Nuestra alimentación no es la misma en los distintos momentos de nuestra vida. Los gustos y también las necesidades van cambiando. Por eso, es fundamental saber cómo conviene alimentarse en cada etapa. Descúbrelo en el siguiente artículo.

Las mujeres en especial, debemos cuidar qué y cómo comemos a lo largo de nuestra vida, debido a los múltiples cambios que experimenta nuestro cuerpo, en la pubertad y adolescencia, en el embarazo y lactancia y luego en la menopausia. Para que nuestro cuerpo y mente se encuentren en perfecto estado, es necesario mantener ciertos hábitos alimenticios en cada una de estas etapas.

Pubertad y adolescencia

Durante este período de crecimiento nuestro cuerpo y mente requieren energías extras para desarrollarse correctamente. Sin embargo, hoy en día la alimentación representa un problema dentro de las adolescentes. Los trastornos alimenticios suelen cobrar a esta edad su mayor número de víctimas, producto casi siempre del excesivo culto a la delgadez que promueven los medios. Es importante que durante esta etapa se evite una obsesión por el peso, fomentando hábitos alimenticios y de vida saludables.

La alimentación en este período es muy importante, ya que las costumbres que se adquieran aquí, serán las que conservaremos en la edad adulta. La ingesta de los nutrientes necesarios durante la pubertad y adolescencia es fundamental. Los huesos se encuentran captando el calcio que necesitaremos toda la vida y nuestro cuerpo en general está pasando de la niñez a un cuerpo adulto, con lo cual las necesidades nutrimentales son mayores. El mayor desgaste físico e intelectual producto del estudio, también hacen que sea necesaria una alimentación completa.

Por eso, durante esta etapa es fundamental llevar una dieta equilibrada que incluya todo tipo de nutrientes, además de no saltarse ninguna comida. Las dietas hipocalóricas a esta edad deberían evitarse, y en el caso de ser necesaria, debe estar supervisada por un profesional.

Embarazo y lactancia

Durante este período nuestro cuerpo presenta cambios hormonales importantes, frente a los cuales debemos hacer algunos cambios en nuestros hábitos alimenticios.

Durante el embarazo la alimentación debe seguir siendo variada, sin embargo hay ciertos nutrientes que debemos reforzar, como el calcio, ácido fólico, hierro y yodo. Se debe consumir mucha fibra, líquido y evitar comidas grasosas y la cafeína. Esto se logra ingiriendo abundantes frutas y verduras, lácteos, granos y cereales integrales y productos del mar como el pescado y los mariscos.

En la lactancia las necesidades energéticas de la madre tienden a ser mayores que durante el embarazo. Se debe tomar mucha agua y la ingesta de calcio debe reforzarse. También es importante restringir ciertos alimentos que le dan un mal sabor a la leche, lo cual lo descubriremos por la reacción del bebé.

La menopausia

Este período conlleva los mayores cambios hormonales en la vida de una mujer, los cuales la afectan en todos los ámbitos. La masa ósea disminuye, debido a la reducción en la producción de estrógenos, el colesterol tiende a aumentar por culpa del aumento de lípidos en la sangre y la piel y cabello suelen resecarse y opacarse. Estos cambios normalmente conllevan también consecuencias psicológicas, como desgano, negativismo y en algunos casos depresión.

Una alimentación saludable puede ayudar a amortiguar estos efectos. Apuesta por una dieta abundante en verduras, frutas y hortalizas, así también como en cereales e hidratos de carbono integrales. Las grasas deben reducirse únicamente a las buenas, como el aceite de oliva, el omega 3, las almendras, etc. El pescado es un alimento ideal en esta etapa, ya que tiene pocas calorías y entrega los nutrientes necesarios. Los lácteos también son importantes, pero deben preferirse desnatados. Las comidas deben ser periódicas y en cantidades pequeñas y se debe practicar algún deporte 3 veces por semana.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

1 Comment for this post

hillary  Says:

Hola soy una preadolecente de 12 años y estoy triste porque mis compañeros del colegio me dicen que yo soy anorexica cosa que no lo soy ,no se cual es mi problema si yo por mas que coma no engordo y soy la unica de mi familia que soy asi delgada los demas son rellenos por parte estoy feliz y por parte no feliz por que soy delgada y triste porque no me agrada que me digan anorexica aunque no lo sea pero yo me siento que lo soy por no engordar me gustaria saber como ago para no sentirme mal por lo que me digan gracias por la atencion

 

Deja tu comentario