Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Cirugía íntima

93253897 Cirugía íntima vaginoplastia salud mujer Salud & Bienestar rejuvenecimiento vaginal reconstruccion himen pubis placer sexual liposuccion pubis labioplastia himen clitoris cirugia vaginal cirugia intima bienestar La cirugía íntima, es decir, la cirugía realizada en la zona genital femenina, se ha transformado en un procedimiento mucho más común de lo que creemos. Las causas o motivos para someterse a esta cirugía son variados y las mujeres que acuden a ella también. Conoce más sobre este tema en el siguiente artículo.

La cirugía íntima se realiza para corregir problemas funcionales y/o estéticos en la región genital femenina. Algunos de estos problemas pueden ser una desproporción del tamaño de los labios menores, los cuales sobresalen hacia fuera entre los mayores (labioplastía), la dilatación de las paredes vaginales producto de los partos (vaginoplastía), o la acumulación de grasa en la zona del Monte de Venus (liposucción del pubis), entre otros.

A pesar de que estas condiciones no suelen traer problemas de salud en estas mujeres, sí pueden acarrear otras molestias, como en el ámbito sexual, estético y de incomodidad.

Características de las cirugías

Estos procedimientos suelen ser ambulatorios, lo cual los hace más sencillos y con menos complicaciones post-operatorias. De esta forma, sólo se requiere anestesia local y sedación, lo que elimina los riesgos de la anestesia general y además, acorta el proceso de intervención. La recuperación suele ser rápida y tras dos semanas, la paciente puede recobrar su vida normal. La vida sexual puede retomarse recién un mes después de la cirugía.

Labioplastía

La mayoría de las mujeres que tienen los labios menores muy grandes, sufre de molestias durante las relaciones sexuales, así también como al llevar jeans muy ajustados, los cuales tienden a rosar estos labios sobresalientes, produciendo incomodidad e incluso, irritaciones que pueden llevar a infecciones vaginales.

La cirugía consiste en cortar con un bisturí eléctrico el excedente de labio, de modo que estos no afloren por sobre los mayores. Se realizan puntos que después se desprenden solos con los lavados. La cicatrización de esta mucosa en muy buena, no quedan marcas y las pacientes sólo refieren molestias al sentarse algunos días posteriores a la intervención.

Vaginoplastía

Aquellas mujeres que han sufrido de una dilatación de las paredes vaginales luego de los partos, pueden ver disminuido su placer sexual, en la medida en que el roce de la penetración se hace mucho menos perceptible, al mismo tiempo que el contraer los músculos de la vagina es más difícil. La vaginoplastía o también conocida como rejuvenecimiento vaginal, permite devolverle la elasticidad y firmeza a la vagina interna, a través de la infiltración de ácido hialurónico.

Liposucción del pubis

Con la edad, muchas mujeres posmenopáusicas comienzan a acumular grasa en el Monte de Venus. Los motivos para someterse a esta cirugía son casi siempre de orden estético. El procedimiento para eliminar este exceso de grasa consiste en hacer una liposucción mediante una cánula y así extraer la grasa, muy similar a la liposucción abdominal.

La intervención no tiene riesgo alguno y se realiza con anestesia local y sedación.

Otras cirugías íntimas

Clitoroplastía

También existe una intervención llamada Clitoroplastía, que consiste en la remodelación del clítoris. Está indicada para aquellas mujeres que tienen un exceso de piel justo sobre el clítoris, lo cual deja este punto erógeno cubierto y por ende, menos expuesto al roce. Esto genera insatisfacción sexual, ya que la estimulación del clítoris se hace más complicada. Durante la intervención se recorta el exceso de piel, dejando el clítoris a la vista. Se utiliza anestesia local y sedación y las suturas se caen solas.

Himenoplastía

Consiste en la reconstrucción del himen y es una intervención más difícil, ya que en muchos casos no quedan restos del himen que se puedan utilizar para la restauración, debiendo ocuparse tejidos que están alrededor de esta zona. En mujeres jóvenes, que acaban de perder la virginidad, es más simple, ya que se suturan los restos de himen, dejando un orificio para la menstruación. Esta cirugía es un poco más dolorosa que las otras y el post-operatorio es más delicado. Este es un procedimiento que concentra su mayor demanda entre mujeres musulmanas, debido a la importancia cultural que se le otorga a la virginidad en esas naciones.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario