Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Técnicas para que tus hijos crezcan más inteligentes

subscribete

Técnicas para que tus hijos crezcan más inteligentes

1 Comentario

sb10064997f 001 Técnicas para que tus hijos crezcan más inteligentes psicologo Psicología niños inteligencia intelecto hijos desarrollo intelectua coeficiente intelectual cerebro La inteligencia está determinada en mayor parte por la genética. Sin embargo, hay otros factores que influyen considerablemente en el nivel de inteligencia que desarrollemos, como por ejemplo la educación, la estimulación temprana y otros consejos que te entregamos a continuación. Toma nota para que los lleves a la práctica con tus hijos.

Amamanta a tu bebé. Siempre que sea posible, prioriza la lactancia materna los primeros meses por sobre los otros tipos de lactancia. El amamantar a tu bebé, además de entregarle las defensas y nutrientes esenciales para los primeros meses de vida, es un elemento fundamental para el desarrollo del cerebro y su funcionamiento. Las pruebas científicas han demostrado que aquellos niños que fueron amamantados al menos hasta el 6º mes, tienen más capacidades intelectuales que aquellos que no recibieron leche materna.

Estimúlalo desde el primer mes. El cerebro y el intelecto comienzan a desarrollarse desde el primer día de vida. Por esto, es fundamental que estimules a tu bebé desde el principio, ya que así estarás fomentando el intercambio y contando de neuronas en su cerebro, algo primordial para un mejor desarrollo del mismo. Los métodos de estimulación temprana consisten en hablar con tu bebé, leerle cuentos, ponerle música, hacerle muecas y juegos, entregarle juguetes adecuados y especiales para su edad, mostrarle dibujos animados, etc. En fin, se trata de mantenerlo entretenido y con su cabecita funcionando lo más posible.

Foméntale el deporte. La actividad física debe ser algo que esté presente en la personas desde los primeros años de vida. El deporte contribuye a tener una buena salud y estimula la confianza en uno mismo y la autoestima. Pero además, contribuye a mejorar la concentración, la atención, la retención y en general, todo el funcionamiento y desarrollo intelectual. Los niños que practican deporte suelen tener un mejor rendimiento académico.

Aléjalo de la comida chatarra. La comida rápida debemos evitarla no sólo por motivos de salud y por cuidar el peso corporal. Los azúcares y grasas trans presentes en estos alimentos también afectan el desarrollo intelectual y motriz de nuestros niños. Promover una alimentación saludable y rica en nutrientes desde la infancia temprana, contribuye a un mejor desarrollo del tejido cerebral y del intelecto.

Foméntale la lectura. El leer es un excelente ejercicio para que desde pequeños los niños desarrollen capacidades viso-motoras, de razonamiento, de abstracción y en general, para que estimulen la cognición y el aprendizaje. Para estimular este hábito, acostumbra leer cuentos a tus hijos desde pequeños, y después, mantén tu casa llena de libros infantiles que sean interesantes de leer para ellos.

Dale un buen desayuno. Lo hemos dicho incansablemente, el desayuno es la comida más importante del día. Nos entrega la energía y nutrientes que necesitamos para todo el día. Pero esto no es todo, está demostrado que tomar un desayuno completo mejora la memoria, la concentración, la atención y el aprendizaje en los niños. También contribuye a que se cansen menos y a que tengan mejor ánimo y disposición para aprender. Un desayuno completo debe contener un baso de leche, una porción de cereales y una fruta.

Foméntale el juego. El desarrollo del cerebro y del intelecto está directamente relacionado con cuánto ocupemos nuestra mente. Por eso, estimula a tus hijos a que jueguen y a que se mantengan ocupados realizando actividades que los entretengan. Los juegos de mesa, como los puzzles o el criptograma, el ajedrez, los crucigramas, el dibujar, los legos, las muñecas e incluso los videojuegos, son fundamentales para que tu hijo desarrolle su inteligencia, pues estará empleando su cerebro para planificar, para solucionar problemas, para inventar, crear, etc.

Forma niños curiosos. La curiosidad es una gran herramienta de aprendizaje. Siempre que tenemos curiosidad por algo y lo dilucidamos, hemos aprendido algo nuevo. Por eso, fomenta en tus hijos el que hagan preguntas, y para esto, cuando te pregunten respecto de algo, esfuérzate por entregarles una respuesta y no un “no lo sé” o “ahora no tengo tiempo”. Si realmente no sabes la respuesta o no puedes ayudarlo en ese momento, dale opciones para que él pueda solucionarlo solo, como recomendándole algún libro, o canal de TV, o sitio en Internet donde pueda averiguarlo. En la medida en que los niños van encontrando respuestas a sus preguntas, se van haciendo preguntas nuevas y por lo tanto, continúan aprendiendo.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

1 Comment for this post

Luciana  Says:

Muy buen aporte. La estimulación temprana es la mejor forma de optimizar el desarrollo tanto físico como cognitivo de los más chicos.

 

Deja tu comentario