Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El lenguaje no verbal

lenguaje no verbal El lenguaje no verbal tips psicologia salud mental psicologo Psicología postura corporal positivismo optimismo mujer mirada lenguaje no verbal gestos bienestar mental Las personas nos comunicamos de muchas maneras, a través de la palabra, la escritura, los gestos, la postura corporal, la mirada, etc. Pero es precisamente a través de estas últimas formas de comunicación, la no verbal, con la cual más podemos mostrar de nosotros mismos. Conoce más sobre el lenguaje no verbal en el siguiente artículo.

La mirada, los gestos o la postura corporal, pueden decirle a la otra persona mucha información sobre nosotros mismos, incluso más que lo que comunicamos a través de la palabra, ya que cuando hablamos, podemos omitir ciertas cosas, mientras que nuestro cuerpo y rostro no pueden mentir, delatándonos cuando estamos felices, tristes, asustados, orgullosos, etc.

Por medio de la mirada podemos conocer a alguien mucho mejor, al mismo tiempo que el otro sabe más de mí mismo. Cuando nos encontramos hablando con alguien, y este nos mira a los ojos, sentimos que nos está escuchando, que nos presta atención y que está interesado en lo que le estamos contando. Por el contrario, cuando esa persona dirige su mirada a otros puntos, como el piso o el techo, da la impresión que no le importa realmente la conversación que mantenemos.

Lo mismo sucede con los gestos y la postura corporal. Una sonrisa y una postura corporal relajada, da la impresión de que esa persona se encuentra a gusto y cómoda con la conversación, mientras que, hechos como el ceño fruncido, o una postura muy tensa y distante, está mostrando que nuestro interlocutor no está cómodo.

Estos son ejemplos de todo lo que se puede conocer e interpretar a través del análisis del lenguaje no verbal, el cual es capaz de decirnos realmente cómo es, o cómo se encuentra en un determinado momento una persona.

Es más, la mirada puede mostrar tanto de nosotros mismos, que muchas veces tendemos a evitar mirar al otro fijamente, por miedo a que note algo que queremos disimular, como que estamos nerviosos, que somos tímidos, etc.Los sentimientos de culpa, complejo o vergüenza pueden manifestarse de forma patente ante alguien que nos mira.

Por eso, muchas veces ante la mirada directa del otro nos ponemos a la defensiva y buscamos rápidamente la forma de protegernos, por ejemplo, mirando hacia otro lado, riéndonos, cambiando de tema, terminando la conversación, etc.

Normalmente, cuando queremos ocultar algo a los demás, es cuando la mirada del otro o su cercanía física nos incomoda e intimida.

En cambio, cuando estamos en armonía con nosotros mismos, no tememos mirar a los ojos a los demás, ni que los otros nos miren fijamente, ya que no pretendemos ocultar nada.

Acostumbrarnos a mirar a la otra persona cuando estamos hablando y a mantener una postura corporal cercana, nos ayuda a mejorar la confianza en nosotros mismos, al mismo tiempo que le ayuda al otro a confiar en nosotros, en la medida en que estamos demostrando empatía, amabilidad y transparencia.

Mantener un adecuado lenguaje no verbal cuando estamos con otras personas no es tan fácil, pero se puede desarrollar. Podemos comenzar practicando con nuestros familiares, amigos o con nuestra pareja, acostumbrándonos a mirarlos y a mantener una postura corporal y gestos adecuados cuando hablamos con ellos. Luego, podemos empezar a ensayar estos ejercicios con personas de nuestro entorno, con las que acostumbramos evadir la mirada, como pueden ser nuestros compañeros de trabajo, de estudios, el vendedor del almacén, etc.

Finalmente, podremos sentirnos cómodos mientras hablamos incluso con alguien que recién conocemos y seremos capaces de mantener un contacto visual y corporal adecuado, donde no nos incomodará mirarnos atentamente mutuamente.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario