Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El estrés y la comida

estres y comida El estrés y la comida tips psicologia Psicología estres y comida estrés ansiedad y comida ansiedad alimentacion y estres alimentacion sana En períodos de estrés a algunas personas les da por comer, mientras que a otros el sólo pensar en un bocado les revuelve el estómago. ¿Cómo se relacionan el estrés y la comida? En el siguiente artículo te lo explicamos.

Una buena alimentación es fundamental para mantener nuestro cuerpo sano, pero también nuestra mente. Nuestra dieta influye en el modo en que nos comportamos y en cómo percibimos los hechos a nuestro alrededor. Una alimentación saludable, rica en frutas y verduras, disminuye incluso el nivel de agresividad y estrés en las personas, mientras que una dieta compuesta principalmente por comida rápida y bebidas gaseosas tiende a aumentar los niveles de ansiedad y violencia en la gente.

Ciertos alimentos pueden ayudar a mejorar la adaptación del organismo al estrés y por el contrario, otros lo empeoran.

Alimentos que aumentan el estrés

El alcohol. En cantidades altas, como más de una copa más de una vez por semana, intensifica la ansiedad y el estrés.

El café. Mejor dicho la cafeína, actúa sobre el sistema nervioso, aumentando la presión arterial y por ende agravando la ansiedad. En dosis elevadas puede causar taquicardia y dificultar el sueño, llegando a provocar insomnio.

La sal. La sal en exceso aumenta la presión arterial, lo cual intensifica el estrés. Los alimentos que ingerimos ya poseen sal, por lo que no necesitamos añadir sal extra.

Los dulces. El azúcar en la sangre aumenta notablemente la energía, lo cual puede resultar contraproducente si nos encontramos bajo un cuadro de estrés. Niveles elevados de azúcar en la sangre pueden producir irritabilidad y agotamiento.

Comida rápida. Cuando estamos estresados lo más común es que dispongamos de poco tiempo, lo cual nos lleva a ingerir comida rápida. Pero esta situación no hace más que empeorar nuestro estado anímico, ya que luego de consumir comida chatarra nos sentimos culpables y esto empeora nuestro estado de ánimo. Por eso, lo mejor al momento de estar estresados es optar por lugares con menús saludables, en base a alimentos naturales.

Alimentos que calman el estrés

Frutas y verduras. Gracias a sus vitaminas y minerales, refuerzan nuestro sistema inmunológico, el cual puede debilitarse a causa del estrés. Además ayudan a mantener la presión arterial en niveles óptimos.

Carbohidratos de absorción lenta. Las pastas, los cereales, el arroz y el pan son carbohidratos que proporcionan energía de combustión lenta. Estos alimentos estimulan la producción de serotonina, un neurotransmisor encargado de regular el estado de ánimo e inducir al sueño. Por el contrario, los dulces y las golosinas en general representan hidratos de carbono de combustión rápida, los cuales pueden provocar alteraciones del estado anímico.

Legumbres. Las legumbres son una buena fuente de proteínas y durante situaciones de estrés, las necesidades proteínicas de nuestro organismo pueden aumentar, por lo mismo, es esencial incluir legumbres a nuestra alimentación semanal. Además, las lentejas, por ejemplo, son buena fuente de energía y hierro, elementos fundamentales para prevenir estados de ánimo negativos, como la apatía, el cansancio y la irritabilidad.

Infusiones de hierbas. Plantas como la manzanilla, la tila, la melisa o la valeriana, son muy eficientes frente a estados de ansiedad, generando un efecto sedante y relajante.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario