Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» El amor aumenta nuestras defensas

subscribete

El amor aumenta nuestras defensas

89801413 El amor aumenta nuestras defensas vida saludable tips psicologia tips psico sistema inmunologico Salud & Bienestar psicologo Psicología enfermedades defensas cariño amor La falta o carencia de cariño y amor, puede generar trastornos en el comportamiento de las personas, aumentando la ansiedad y el estrés, lo cual puede conducir a un menoscabo en el sistema inmunológico y por ende, dejarlas más propensas a contraer enfermedades.

Es por esto, que los seres humanos necesitamos del cariño y el amor no solamente para sentirnos acompañados y compartir nuestras alegrías y penas, sino que también para mantenernos sanos.

Distintos estudios han comprobado que la insuficiencia afectiva está relacionada con el desarrollo de distintas enfermedades y trastornos. Las personas que se encuentran en mayor riesgo son los niños, quienes frente a la falta de cariño quedan más proclives a contraer ciertas patologías. Un bebé que reciba el alimento y abrigo adecuados, pero que no reciba cariño, caricias, mimos o gestos de amor, puede desarrollar un grave retraso mental o incluso morir.

La carencia afectiva afecta directamente la calidad de los mecanismos de defensa de los niños, dejándolos más propensos a contraer infecciones. Un niño que se encuentra carente de cariño, es decir, que no recibe diariamente el apoyo, compañía, atención y caricias de algún ser querido, no tiene la misma capacidad de enfrentar infecciones y enfermedades que un niño que sí los recibe.

Incluso, la falta de amor y cariño puede afectar el crecimiento del niño, debido a una inhibición del sistema hipófiso-adrenal, que puede llevar a una producción inadecuada de las hormonas del crecimiento.

Por otro lado, la ansiedad, estrés y en algunos casos depresión, que puede ocasionar la insuficiencia de cariño, también son responsables de disminuir las defensas de nuestro organismo. Está demostrado que una simple caricia y gesto de amor, genera en nuestro cerebro la inhibición de una hormona comúnmente encontrada en altas dosis en aquellas personas víctimas de infartos o derrames cerebrales.

Así, el simple hecho de abrazar, tocar, acariciar o besar, contribuye a aumentar nuestras defensas orgánicas, dejándonos más protegidos frente a estas y otras enfermedades. Además nos ayuda a liberarnos de estrés, a aumentar nuestra autoconfianza y a mejorar la circulación sanguínea.

Ya lo sabes, el amor y el cariño son fundamentales para mantenernos saludables. Acostumbra dar más caricias y gestos amorosos a quienes te rodean y asegúrate de recibirlos tú también.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario