Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

El abuso sexual infantil

78236628 El abuso sexual infantil violador violacion victima abuso Pareja & Sexualidad niños genitales abuso sexual infantil abuso sexual abuso infantil abuso abusador El abuso infantil es mucho más común de lo que se cree. El abuso en todas su formas, pero en especial el abuso sexual, genera consecuencias que pueden marcar al niño para toda la vida. Por eso, es fundamental que temas como estos se traten y que no nos pongamos una venda en los ojos. Conoce a continuación más sobre el abuso infantil, sobre cómo detectarlo y sobre cómo podemos prevenirlo.

Qué se entiende por abuso sexual

El abuso sexual infantil se refiere a cuando un adulto, o bien un mayor, obliga a un niño o menor a cometer un acto sexual a la fuerza. Este acto puede ir desde un manoseo, una exhibición (pornografía infantil), hasta la violación misma.

El abusador sexual recurre a su poder para lograr que la víctima haga lo que se desea. La fuerza física, el soborno, las amenazas, la intimidación e incluso los engaños o trucos son las principales armas del victimario.

El abuso sexual infantil es muchas veces mal entendido, pues muchos creen que este se encuentra asociado a la violación, cuando el abuso sexual va mucho más allá. Obligar a un niño a que toque los genitales de otra persona o bien los suyos propios, obligarlo a que se someta a sesiones fotográficas o a grabaciones desnudo, o incitarlo a que bese zonas del cuerpo, ya sea propio o ajeno, también representan actos de abuso sexual. En general, hablamos de abuso sexual infantil cuando se comete con un niño cualquier conducta de orden sexual o erótica.

Cómo identificar el abuso sexual infantil

Lamentablemente, 8 de cada 10 casos de abuso, son cometidos por algún familiar o conocido del niño. Normalmente se trata de tíos, ya sea políticos o de sangre, pero también es muy frecuente encontrar a padres, hermanos e incluso a madres abusadores. El mayor problema de esta situación, es que el abusador, al ser una persona de confianza para el niño, puede engañarlo y convencerlo de cometer los actos mucho más fácilmente de lo que lo haría alguien a quien el pequeño no conoce.

Por suerte, el abuso sexual es algo que difícilmente puede pasar desapercibido, pues los comportamientos y actitudes de un niño que está siendo abusado son notoriamente distintos a lo habitual. Por ello, es aconsejable que los padres estén siempre pendientes a cambios en el comportamiento del niño, los cuales pueden ser síntomas de un posible abuso.

Los principales signos de abuso pueden ser:

  • Temor o miedo repentino hacia una persona o lugar en particular, a quienes antes el niño no les temía.
  • Miedo a que se le acerquen o a que lo toquen.
  • Temor a estar solo (cuando antes no le importaba).
  • Enuresis repentina (orinarse en la cama).
  • Comportamientos y actitudes agresivas y a la defensiva.
  • Alteraciones en la alimentación, como la falta de apetito, o en el sueño, como dificultad para conciliar y mantener el sueño y pesadillas.

Cómo prevenir el abuso sexual infantil

  • Hablar con los niños sobre el abuso sexual, explicarles qué significa y de qué se trata.
  • Enseñar al niño cuáles son sus genitales, haciendo hincapié en que estas son sus partes privadas y que nadie debe tocárselas o pedirle que se las muestre.
  • Explicar a los niños que si alguien intenta abusar de ellos, está bien que lo cuenten y que nadie va a castigarlos ni reprenderlos por ello.
  • Estar atento a cualquier cambio de comportamiento del niño hacia alguien en particular.
  • No dejar al niño solo con una persona desconocida o bien, con alguien que no sea de confianza.
  • Mantener un buen nivel de confianza y comunicación con los hijos.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario