Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Consejos para que dejes de morderte las uñas

subscribete

Consejos para que dejes de morderte las uñas

2 Comentarios

87182540 Consejos para que dejes de morderte las uñas stres psicologo Psicología onicofagia nerviosismo morderse las uñas estrés angustia Morderse las uñas es algo muy común entre muchas personas. Esta costumbre no acarrea sólo un problema estético, sino que también de salud. Descubre a continuación cómo puedes aprender a controlar y erradicar este mal hábito, para comenzar a lucir unas manos hermosas.

El nombre científico de morderse las uñas es onicofagia. Se asocia al estrés o a problemas nerviosos y es muy común tanto en adultos como en niños.

La onicofagia se relaciona con una manera a través de la cual las personas alivian de algún modo su ansiedad o nerviosismo. Las personas que tienen este hábito, aseguran que mientras se muerden las uñas se sienten más relajadas.

Esta costumbre comienza normalmente en la niñez, aunque podría desencadenarse en cualquier momento de estrés que esté atravesando una persona. También podría empezar, en el caso de los niños sobre todo, por imitación, en la medida en que observan a sus padres comerse las uñas y luego comienzan a hacer lo mismo ellos.

Consecuencias de la onicofagia

Las consecuencias de esta mala costumbre trascienden el lado estético. La onicofagia puede traer severos problemas en los dientes y labios, como desgastarlos y herirlos por ejemplo. Por otro lado, las uñas después de un tiempo cesan su crecimiento y comienzan a producirse pequeñas heridas alrededor de los dedos. Además, el morderse las uñas también puede acarrear infecciones tanto en la boca como en los dedos, como la formación de hongos por ejemplo.

Las consecuencias de la onicofagia también incluyen el ámbito psicológico. Es muy común que las personas que la practican se sientan avergonzadas, tanto por como lucen sus manos, como por el sentido que se asocia a esta costumbre. Producto de esto, es común que estas personas tiendan a esconder sus manos, o en casos más graves, a esconderse ellos. Normalmente quienes se muerden las uñas, saben que es por causas nerviosas y muchos no quieren que los demás se percaten de este estado en el que se encuentran, por lo que comienzan a sociabilizar menos y a volverse más introvertidos.

Consejos para deshacerse de este hábito

Primero que todo, se necesita voluntad propia, ya que nadie más que nosotros mismos podremos vencer a esta costumbre. Luego, apúntate estos consejos.

  • Toma conciencia de cuáles son las situaciones que hacen que te den ganas de morderte las uñas: el nerviosismo, el estrés, el aburrimiento, la ansiedad, etc. Luego, toma conciencia de cuáles son los momentos en los que no te las muerdes: mientras haces deporte, cuando están con amigos, cuando lees, etc. Hacer este ejercicio te ayudará a identificar qué te promueve a la onicofagia y qué te la evita.
  • Cada vez que te lleves las manos a la boca piensa: “porqué estoy haciendo esto en este momento”, “qué me pasa ahora que siento deseos de morderme las uñas”, “qué otra cosa puedo hacer ahora para no seguir sintiéndome así”. Verás como logras conocerte mejor y cómo encuentras salidas alternativas para sobrellevar los momentos difíciles.
  • En distintos momentos del día, mírate las uñas y hazte críticas como: “que mal se ven”, “que feas están”, “que feas se ven mis manos”, etc.
  • Acostumbra tener tu boca ocupada, mastica chicle, come algún dulce o bebe agua regularmente, esto calmará la necesidad de morderte las uñas.
  • Procura mantener tus uñas cortas y bien limadas, si las dejas crecer, te verás muy tentada a morderlas. O bien, hazte la manicura una vez por semana, ya que así tus uñas y manos lucirán lindas y arregladas y lo pensarás dos veces antes de estropearlas mordiéndote las uñas.

Si tienes la voluntad suficiente y sigues estos consejos, puedes estar segura que la lucha contra la onicofagia la ganarás tú. Cuando lo logres y dejes de morderte las uñas, debes tener paciencia, pues estas no se recuperan inmediatamente, ni tampoco los dedos, pero tranquila, que después de un par de meses, verás como comienzas a lucir unas manos hermosas.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

2 Comments for this post

anahi caballo  Says:

muy buenos estos consejos gracias por ayudarme a no comerme las uñas atte :
anahi caballo

 

Tu nena que te amo  Says:

Te amo!!!!

 

Deja tu comentario