Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Comer en forma compulsiva

1 Comentario

nevera Comer en forma compulsiva tips psicologia sobrepeso salud mental psicologo Psicología mujer estrés dietas depresión compulsion por comida comer compulsivamente bienestar mental angustia Algunas veces nos encontramos con que no podemos evitar ingerir alimentos de forma rápida y excesiva. Esto se reconoce como comer en forma compulsiva. Sus causas y consecuencias son variadas. Conoce más sobre este tema en el siguiente artículo.

Casi siempre la ingesta compulsiva de comida se produce en dos situaciones: cuando se está siguiendo una dieta muy estricta o bien, cuando utilizamos la comida como una vía de escape. Esta última explicación hace referencia a cuando, a través de la búsqueda e ingesta de alimentos, intentamos reprimir o bloquear la rabia, la tristeza, la soledad, el estrés, etc.

La compulsión por la comida puede tener orígenes psicológicos o físicos, aunque varias veces encontramos una combinación de ambos.

Causas psicológicas

Aquí el hecho de comer en forma compulsiva está asociado a una carga emocional, la cual no estamos pudiendo sobrellevar, y tomamos la comida como un mecanismo para “olvidarnos” de estos problemas.

La rabia y la depresión son sentimientos que comúnmente llevan a comer compulsivamente. De esta manera se canalizan estas emociones negativas a través de los alimentos. Una buena técnica para evitar caer en la vía de la comida, es expresando libremente estas emociones que nos están invadiendo, ya sea de forma hablada o bien escrita.

De esta forma, mientras exteriorizamos estos sentimientos, nuestra mente se olvida del deseo de comer y simultáneamente, el nivel de angustia decrece.

La soledad es otro sentimiento que nos puede llevar a buscar la comida como consuelo. Para salir de esta situación, lo mejor es en ese mismo momento llamar o visitar a alguien, un amigo o un familiar, que nos pueda ayudar a calmar esa sensación de soledad. Una buena idea es tener en mente una lista de conocidos a quienes podamos acudir en este momento.

El estrés representa uno de los causantes más comunes de la compulsión por la comida. Las personas cuando están estresadas y buscan la ingesta de alimentos, normalmente calóricos, sienten que se relajan y que la sensación negativa desaparece por esos minutos. Una forma alternativa a la comida para aliviar el estrés, es el ejercicio físico. El caminar, la bicicleta, el trote, la natación, etc., son medios muy eficaces para soltar tensiones y para eliminar las ansias por comer.

Causas físicas

En este caso normalmente son los hábitos alimenticios o las dietas los responsable de los atracones de comida.

El mayor problema lo representan las dietas extremas a las cuales muchos se someten para bajar rápido de peso. En esto regímenes se restringe mucho la cantidad de comida y también los alimentos que se pueden ingerir, lo cual conlleva a fuertes presiones fisiológicas que producen que la persona finalmente se mueva entre la dieta y la ingesta compulsiva de comida, pues una promueve a la otra, entrando así en un círculo vicioso.

La dietas que nos hacen pasar hambre, lo único que logran es que finalmente terminemos comiendo a deshoras alimentos calóricos que nos calmen esa sensación de vacío, es decir, que acabemos comiendo compulsivamente.

Consejos prácticos

  • El mejor modo de evitar los atracones de comida es manteniendo a lo largo de todo el día una ingesta de alimentos equilibrada, con la cual no pasemos hambre. Debemos tener entre 4 a 5 comidas diarias, pero en cantidades moderadas, de esta forma mantendremos nuestro estómago y mente siempre satisfechos y estos no sentirán la necesidad de comer en forma excesiva.
  • Discrimina entre hambre y ansiedad. Muchas veces confundimos la sensación de querer comer algo con sensación de hambre. Cuando sientas el impulso por atacar la nevera, aguarda unos minutos y revisa qué te dice tu cuerpo. Si no era hambre, esa sensación desaparecerá.
  • Reemplaza las ansias de comer por una actividad que te agrade. Cuando sientas ese impulso por comer excesivamente, realiza una actividad o ejercicio que sea placentero para ti: dar un paseo, tomar un baño, escuchar música, etc. La sensación se irá y te olvidarás de ella.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

1 Comment for this post

Patricia  Says:

gracias, de verdad que me va muy bien.. por que yo tengo 14 años y algunas vezes tengo ansiedad y bebo agua pero no me calma, ahora intentare con estos consejos aver si asi me va bien .. gracias :)

 

Deja tu comentario