Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» ¿Qué necesitamos saber antes de escoger un psicólogo?

subscribete

¿Qué necesitamos saber antes de escoger un psicólogo?

83679290 199x300 ¿Qué necesitamos saber antes de escoger un psicólogo?     tratamiento terapias terapia stress salud mental Salud & Bienestar psicólogos psicologo Psicología psicóloga mente mental medicina estrés enfermo enfermedad dudas depresión En más de algún momento de nuestras vidas hemos pensado que necesitamos un psicólogo, o que alguien de nuestra familia lo necesita, o una amiga nos ha preguntado si es que conocemos alguno que podamos recomendarle. Pero a la hora de escoger un psicólogo, son muy pocas las personas que conocen las distintas especialidades y orientaciones de cada profesional, por lo que en muchas ocasiones luego de la segunda visita a la consulta la persona se siente desilusionada y desmotivada, pues el tratamiento no era lo que esperaba.

Es por esto que es fundamental que al momento de optar por una terapia psicológica analicemos nuestro problema y el porqué queremos asistir al psicólogo, para luego informarnos sobre los diferentes profesionales especializados en nuestro conflicto. De esta forma, nuestras inquietudes podrán verse atendidas y respondidas en mayor medida y más cercanamente a lo que nosotras esperábamos.

Así, lo primero que debes saber antes de escoger un psicólogo, es que en esta disciplina existen distintas especialidades, las cuales pasan desde psicólogos expertos en niños, en adolescentes o ambos (psicólogos infanto-juveniles), psicólogos expertos en adultos, en parejas, en familias y hasta casos más específicos como el enfrentamiento de pérdidas, duelos, separaciones, etc.

De la misma forma, dentro de la psicología clínica, que corresponde a esta rama de la psicología orientada a la salud mental de las personas, existen distintos enfoques, donde dentro de los más comunes podemos encontrar el conocido psicoanálisis o psicólogos analíticos, el enfoque sistémico y la terapia posracionalista.

Psicoanálisis

El primero, podemos asociarlo con la clásica imagen del paciente recostado en un diván y el analista detrás de él tomando nota, pero esta disciplina es mucho más que eso. Basa su tratamiento en la revelación del inconciente, lo cual no significa hacer conciente lo inconciente, sino que a través de la introspección y exploración del inconciente, el paciente se enfrenta con verdades relacionadas con deseos y muchas veces con experiencias pasadas, incluso de la primera infancia, que repercuten en su vida actual, por lo que es este encuentro el que permite al paciente reparar ciertos conflictos y continuar adelante. Esta terapia suele ser más extensa que otras de enfoques diferentes.

Terapia Sistémica

Por otro lado, la terapia sistémica se basa en la teoría de que un sistema es un conjunto de elementos en continua interacción, donde el estado de cada elemento está determinado por el estado de los demás que lo configuran, así, cualquier alteración en un miembro del sistema afectará a los demás. En este sentido, existe una constante circularidad e interconexión entre los miembros de un sistema. De la misma forma, este enfoque postula que cualquier conducta de un miembro de un sistema es información para los demás. Así, no interesa un individuo “enfermo”, sino las maneras en que el sistema se está organizando para que uno de los miembros demande atención. Entonces, la intervención sistémica emplea la interacción como elemento de trabajo y comunicación. Acá no importa el “¿por qué?” un individuo actúa de determinada forma, sino el “¿como?” lo hace, de igual manera que no importa quién hace qué, sino ¿cuándo? se lleva a cabo una determinada conducta.

En esta terapia se suelen invitar a todos los miembros de la familia a participar del proceso terapéutico, es por eso que se le conoce también como terapia familiar o de parejas, sin embargo, la presencia de otros integrantes del grupo nos es requisito para llevar a cabo una intervención de tipo sistémica.

Terapia Postracionalista

Por último, en la terapia post-racionalista el terapeuta guía al paciente, para que este focalice y reconstruya determinadas experiencias desde distintos puntos de vista, utilizando el método de auto observación y una técnica que consiste en el repaso imaginativo de situaciones cargadas de afecto desde una doble perspectiva: el cómo es vivenciada emocionalmente y el cómo es explicada. Así, el terapeuta cumple el papel de perturbador emocional estratégicamente orientado entre las experiencias inmediatas del paciente y las explicaciones que este hace de estas experiencias. De esta forma, el terapeuta posracionalista apuntará a detectar los supuestos o creencias disfuncionales y el rango de incoherencia en la estructura subjetiva de significados, entre los afectos experimentados y cómo son explicados y atribuidos conscientemente por el sujeto. Esta es una terapia de tipo individual.

Espero que con esto ya te hayas podido hacer una idea de los distintos tipos de psicólogos y de las diferentes terapias a las que podemos acceder, según nuestro determinado problema. Por último, es importante que sepas que estas terapias no son necesariamente excluyentes, y que una misma afección puede ser tratada por medio de cualquiera de ellas, además de que no son las únicas dentro de la rama de la psicología clínica. Sólo debes analizar con cuál te identificas más y con la que te sentirías más cómoda. Suerte!

 

Referencias:
http://www.psicologia-online.com/ESMUbeda/Libros/ProfSanitarios/profesionales3e.htm

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario