Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Tu desayuno ideal

el desayuno1 Tu desayuno ideal yogurt regimen recetas cereales muesli leche frutos secos frutas dieta desayuno cocina sana cocina cereales cocina cereales cereal cebada avena A estas alturas ya debes saber que el desayuno es la comida más importante del día. Por eso, en el siguiente artículo te dejamos un desayuno a tu medida, para que no tengas excusa para empezar bien el día.

Es indispensable que la primera comida del día sea equilibrada. Un desayuno completo debe incluir carbohidratos, como el pan o los cereales, idealmente entre 30 a 50 gramos, un lácteo, ya sea un vaso de leche, un yogurt o una porción de queso fresco, una pieza de fruta o bien, un jugo de fruta natural y una bebida caliente a base de agua, como un té o un café.

A continuación te dejamos 4 propuestas de desayuno, para que te quedes con la que más te identifica. Toma nota.

Desayuno exprés

Para los que tienen poco tiempo durante las mañanas, lo mejor es un desayuno rápido, pero también rico y nutritivo. Para eso, opta por los cereales, que te aportan los carbohidratos que necesitas y son súper rápidos de preparar y comer. Acompáñalos de un lácteo, idealmente leche o yogurt y una pieza de fruta, que puedes picar dentro del bol con el cereal o comerla sola mientras te diriges a tu trabajo.

Desayuno energético

Si tus días son intensos y lo que necesitas es un desayuno que te entregue toda la energía que necesitas para enfrentar la jornada, no dudes en incluir frutos secos, como la almendra, las pasas o las nueces por ejemplo, que aportan mucha energía y calorías de buena calidad. Puedes incluirlos en tu cereal o comerlos solos. También incluye elementos como la zanahoria, que entrega vitaminas y energía y naturalmente un café en grano, que te mantendrá despierto y atento por muchas horas.

Desayuno goloso

Como en el desayuno todo está permitido, podemos darnos el gusto de un desayuno goloso. Si tienes el tiempo y el ánimo no dudes en prepararte un desayuno de esos ricos. Los crepes, los panqueques o los wafles, acompañados de mermelada, miel o dulce de leche, son una tentación exquisita que puedes permitirte sólo en las mañanas, así que aprovecha. Si quieres hacerlo más nutritivo, no dudes en añadirle frutas frescas, en especial frutos rojos, como unas frambuesas, frutillas o arándanos.

Desayuno light

Si lo tuyo es cuidarte hasta el fin, tu opción es un desayuno light. Un desayuno ligero y bajo en calorías no tiene porqué ser menos nutritivo. Opta siempre por las frutas frescas y por lácteos desnatados o diet, como la leche o el yogurt de dieta. Recuerda siempre endulzar con edulcorante en lugar de azúcar, o bien, con una cucharadita de miel. Completa tu desayuno con dos tostadas de pan integral, acompañadas con queso fresco, o una lonja de jamón de pavo o ¼ de palta o aguacate. Y ya está, un desayuno 100% completo y muy bajo en calorías.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario