Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Todo sobre los smoothies

844055381 199x300 Todo sobre los smoothies soja smoothies smoothie Salud & Bienestar polen mujer miel leche frutos secos frutas dietetico dieta Cocina saludable cocina aloe vera Esta bebida, además de ser exquisita, puede ser increíblemente nutritiva y saludable. Conoce más sobre el smoothie y sobre todas las posibilidades que existen para prepararlo.

 

Qué frutas ocupar

 

Las posibilidades son infinitas. Puedes utilizar frutas frescas, o bien congeladas si es que no son de la temporada. Los frutos secos también están permitidos, pero recuerda siempre mezclar un fruto seco con una fruta fresca.

 

Dónde hacerlo

 

Mezcladora, licuadora, batidora, minipimer, son distintas las opciones que tienes para preparar un smoothie. Sin embargo, lo más recomendable es hacerlo en la licuadora, o en algo lo suficientemente potente como para mezclar frutas congeladas o frutos secos.

 

La receta

 

¡No hay! Es absolutamente libre, tú escoges los ingredientes y los mezclas como tú quieras, dándole la consistencia que deseas y añadiéndole los ingredientes que más te gustan, como por ejemplo yogurt o helado si lo quieres más espeso, o leche o zumos para que quede más líquido. Lo importante es respetar siempre la base de frutas y zumo de frutas, lo demás, lo inventas tú.

 

 

Algunas ideas

 

Con leche. Puedes utilizar la leche que más te guste, de vaca, o bien de arroz, de avena o de soja, las cuales pueden darle un sabor muy especial. A esto también puedes agregarle yogurt para espesar más la mezcla.

 

Con helado. Esta es una receta un poco más calórica, pero de todas formas puedes escoger helados o sorbetes dietéticos. Esto transformará a tu smoothie en una bebida muy refrescante y con un sabor delicioso.

 

El azúcar. Si te gusta todo dulce, puedes añadir una cucharada de azúcar. Sin embargo, una mejor idea es añadir miel o jarabe de arce, que le dará al smoothie un sabor y aroma mucho más especial. Si te estás cuidando, siempre existe la posibilidad de añadirle edulcorante. En cualquier caso, la cantidad es una cucharadita de té por vaso.

 

Con especias. Canela, jengibre, citronela, chocolate en polvo, son varias las opciones, pero cualquiera de ellas utilízalas con moderación para no tapar el sabor a frutas clásico del smoothie.

 

Con verduras. Así es, también puedes hacer smoothies de verduras. Una buena idea son los tomates, zanahorias, lechuga, pepinos o aguacates, y hierbas como la albahaca, el perejil, el cilantro y la menta. También puedes mezclar frutas y verduras, como por ejemplo un smoothie de naranja zanahoria.

 

Otros complementos. Puedes transformar tu smoothie en una verdadera experiencia de sabor y salud, añadiéndole ingredientes como el ginseng, el aloe vera, polen o algas.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario