Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Raw food: comida viva

143133183 Raw food: comida viva vegetarianos veganos saludable Salud & Bienestar raw food organismo sano nutrientes cuerpo óptimo comida viva comida cruda alimentos puros El principal objetivo de esta dieta es transmitir los beneficios de la comida cruda, ya sea a nivel de salud, gastronómico y medioambiental.

La raw food, también conocida como comida viva o crudivegana, es una alimentación milenaria de varios pueblos indígenas, que promueve consumir los alimentos en su estado natural, es decir, crudos. Su base es a partir de algas, brotes, frutas, granos germinados, hortalizas, nueces, semillas, verduras y todos los productos que deriven directamente de alguno de éstos,  tales como aceites, mantecas de frutos secos, entre otros. Todo aquello para alcanzar una óptima salud.

El punto clave está en que no se destruyan las enzimas de los alimentos (que ayudan a la digestión), siguiendo un proceso entre los 40 y 43ºC. Los alimentos que se cuecen y se procesan, acidifican la sangre, haciéndola propensa a enfermedades. Mientras que la comida raw food fortalece el sistema inmunológico y equilibra el pH en muy poco tiempo. Esto para activar y preservar el nutriente óptimo de cada alimento.

Iniciado el proceso, los primeros efectos se notan a nivel físico, perdiendo peso y aumentando la energía corporal. La piel se pone más luminosa y el cabello más brillante. Aunque, al principio se experimentan malestares como indigestión, resfríos y dolor de cabeza, ya que involucra una desintoxicación del organismo.

Esta técnica de alimentación, pertenece a los veganos, la cual a su vez es una subcorriente de los vegetarianos, los cuales no consumen ningún derivado animal. A su vez, también están los crudiveganos, los cuales también están dentro de los veganos, donde encajan los seguidores del raw food.

Su principio a seguir es consumir alimentos en su estado más puro. Sin embargo, es necesario que los granos, los frutos secos y las semillas sean activados para que así liberen sus nutrientes.

Para eso hay que:

-      Dejarlos reposando en agua tibia, sin quedar expuestos a la luz ni calor, entre 8 a 12 horas.

Ciertas verduras, como las berenjenas, el choclo y las papas, no requieren de activación, pero sí es necesario eliminarles el almidón o si no producen indigestión. Para esto hay que:

-      Rallarlos y dejarlos en remojo en agua tibia por algunas horas.

Las frutas no requieren de ningún proceso y se deben comer frescas.

Con todo lo dicho anteriormente, se busca fomentar la educación a través de la comida, recordando quienes somos, regenerando nuestro organismo, tanto físico, emocional y espiritual.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario