Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Mantequilla libre de grasas

subscribete

Mantequilla libre de grasas

el ghee Mantequilla libre de grasas tips cocina recetas light recetas cocina mujer cocina mantequilla light mantequilla ghee mantequilla grasas ghee cocina calorias mantequilla calorías aceite Parece imposible, pero es verdad. Existe una mantequilla libre de grasas y elementos nocivos para nuestra salud, su nombre es ghee. En el siguiente artículo te contamos todo sobre esta revolución de la mantequilla.

El ghee es una mantequilla clarificada, vale decir, sin la proteína y sin los componentes lácteos. Esto se consigue mediante un proceso de ebullición al cual se somete la mantequilla, lo que hace que se separe la proteína y las grasas. Esto resulta en una mantequilla mucho más liviana, sana y digestiva.

Cómo hacer el ghee

El ghee puedes hacerlo tú misma en tu propia casa. A continuación te explicamos cómo.

Necesitas:

  • 500 g. de mantequilla
  • Una gasa esterilizada (las venden en las farmacias)
  • Un colador
  • Un bol de vidrio con tapa hermética, tipo tupperware.
  • Una olla preferentemente de teflón o en su defecto de acero inoxidable, pero no de aluminio.

La preparación:

Pon la mantequilla en la olla y deja a fuego lento, revolviendo constantemente para evitar que se queme. Cuando comience a hervir, se formará una espuma, la cual no debes retirar, sino esperar a que se evapore. Mantén la mantequilla a ebullición hasta que se haga más líquida y tome un color dorado.

Para saber si el ghee está listo, retira la olla del fuego y unta un pedacito de algodón en el ghee. Luego acércalo a la llama de la cocina y si chisporrotea, quiere decir que aún le falta, pues todavía tiene agua. Cuando no salen chispitas al acercarlo al fuego, el ghee está listo.

Luego, toma la gasa y ponla en el colador, coloca el colador sobre el bol de vidrio y vierte el ghee. La proteína y las grasas quedarán en la gasa. Deja destapado para que se enfríe. A medida que se vaya enfriando irá tomando consistencia hasta solidificarse.

Si se mantiene en un recipiente hermético, puede conservarse sin refrigeración por más de un año, ya que en el proceso de ebullición los microbios y enzimas de la mantequilla se eliminan.

Los usos y beneficios del ghee

  • Como sustituto de la mantequilla en todas las recetas y preparaciones.
  • Como sustituto del aceite para cocinar.
  • Tiene un aporte calórico muy bajo y es libre de grasas trans y colesterol.
  • Equilibra el tránsito intestinal.
  • Resulta ideal para hidratar la piel seca y para curar quemaduras provocadas por el sol.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario