Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Cocina sano

71155531 199x300 Cocina sano Salud & Bienestar pastas omega 3 legumbres dieta cocina saludable. mujer cocina light cocina carnes Belleza Alimentarte en forma saludable no significa sólo qué comes, sino que también cómo lo comes. Acá te damos algunos consejos de cómo preparar las comidas más usuales del día a día para que conserves tu línea y te mantengas en forma.

Legumbres

Las legumbres son sanas y muy nutritivas, pero solemos agregarle chorizos y con ello cientos de calorías. Si no puedes renunciar a ellos, una buena técnica es pincharlos previamente con un tenedor y luego cocerlos. Retíralos de la grasa que soltaron y luego añádelos a las legumbres.

Pastas

Prefiere las pastas elaboradas con sémola de trigo duro o las pastas integrales. Cocínalas al dente para que sean más digestivas y mantengan equilibrado el índice glucémico. Acompáñalas con salsas preferentemente en base a vegetales, como tomate o espinaca y carnes magras.

Vegetales

Opta siempre por consumir los vegetales crudos, pues conservas todos sus nutrientes y además te otorgan una mayor sensación de saciedad, por lo que comes menos. Si vas a cocerlos, prefiere hacerlo al vapor, sin pelarlos y en trozos grandes.

Carnes

Prefiere siempre carnes magras reducidas en grasa y retira la grasa visible. Para cocerlas, aplica primero alta temperatura para sellarla y así evitar que el jugo se pierda. Luego baja el fuego para que se cocine por dentro lentamente. A una carne seca, querrás agregarle una salsa, con lo cual aportarás calorías innecesarias a tu plato.

El pescado es un alimento que deberías incluir en tu dieta 3 veces por semana. Es muy nutritivo, bajo en grasa, y te aporta componentes como el omega 3. Prefiere cocerlos al vapor o al horno, acompañado de vegetales. Trata de evitar freírlo, pues lo único que haces es añadir grasas malignas en lugar de aprovechar los ácidos grasos beneficiosos que tiene el pescado.

Frutas y frutos secos

Las frutas prefiere consumirlas al natural. La fruta en conserva suele traer azúcar añadida y la fruta cocida pierde la mayor parte de las vitaminas. Las frutas pueden ser un excelente picoteo entre comidas, pues son bajas en grasas y te ayudan a mantener los índices glucémicos bajos.

Los frutos secos te aportan proteínas, fibra, vitaminas y grasas saludables. Consúmelos naturales, no fritos ni confitados ni salados. Trata de incluirlos en tu cereal, en las ensaladas o como tentempié cuando te dé hambre.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario