Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
subscribete

Todo sobre el Botox

1 Comentario

82255433 Todo sobre el Botox toxina botulínica mujer cirujano plástico cirugía plástica cirugía estética cirugía botox Belleza La toxina botulínica, más conocida como botox, se ha popularizado a pasos agigantados en los últimos 5 años. Esta revolucionaria solución antiarrugas gana cada día más adeptas. ¿De qué se trata? ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son los riesgos? Descúbrelo todo a continuación.

Las arrugas son principalmente las marcas de nuestras líneas de expresión. Si lo piensas, las principales arrugas se producen en la frente, al rededor de los ojos o en las mejillas, donde se marcan las líneas que se producen cuando reímos. Todos los gestos y muecas que hacemos con nuestro rostro se producen gracias a la contracción de los músculos de la cara. A largo plazo, la repetición de estas contracciones producen las llamadas arrugas de expresión.

Cómo funciona el botox

La toxina botulínica es una neurotoxina producida por una bacteria (Clostridum botulinum) y lo que hace es básicamente paralizar el músculo, con lo cual no es posible hacer gestos o muecas, ¿cómo? Los nervios fabrican y transportan una substancia química (la acetilcolina) que permite la contracción del músculo. El botox evita la propagación de esta substancia, con lo cual se bloquea la contracción del músculo. De esta forma, el músculo queda paralizado y no es posible realizar cualquier expresión, lo que ayuda a evitar que se vayan marcando estas arrugas.

La toxina botulínica se inyecta con una aguja muy fina y en cantidades muy pequeñas en la piel o en los músculos de la zona que se quiere tratar. Las inyecciones son casi indoloras y pueden ser aplicadas en la misma consulta por el médico especialista, sin necesidad de anestesia.

Dónde aplicarse botox

Los lugares más comunes que se tratan con la toxina botulínica son el ceño o entrecejo, la frente y las líneas de los ojos, también conocidas como patas de gallo. Sin embargo, también puede aplicarse en el mentón, la nariz y el cuello. Hay quienes aplican botox también para tratar las arrugas que se forman sobre el labio inferior o alrededor de la boca, no obstante, esta es una zona más delicada que las demás, pues estos músculos intervienen en las funciones de hablar, comer y beber.

Los resultados de la aplicación de botox quedan a la vista entre las 24 y 48 horas posteriores a la intervención, sin embargo, los resultados definitivos se obtienen luego de un promedio de dos semanas. El efecto producido por la toxina botulínica dura entre 3 a 6 meses, período tras el cual la paralización del músculo cesa, por lo que se debe reinyectar la sustancia.

Cuidados a tener

Aplicarse botox tiene ciertos riesgos, por lo que se deben tomar las precauciones del caso. En primer lugar, debes acudir a un especialista, particularmente a un médico dermatólogo o a un cirujano plástico. Así te aseguras de que estás en buenas manos, después de todo, se trata de tu rostro y una mala aplicación de la toxina botulínica, puede dejar marcas y cicatrices permanentes en la piel.

Las embarazadas no pueden aplicarse botox y hay ciertos medicamentos que están contraindicados, por lo que debes informarle a tu médico si estás tomando algo.

Los efectos secundarios, aunque poco comunes, también pueden aparecer. Dolor de cabeza, hematomas en la zona tratada y edemas son los más comunes.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

1 Comment for this post

elizabeth  Says:

me gustaria saber donde hacen aplicaciones de botox y como debe hacerlo para una evaluacion y su costo.

MUCHAS GRACAS

 

Deja tu comentario