Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Piel hidratada //vs// piel humectada

subscribete

Piel hidratada //vs// piel humectada

130106509 Piel hidratada //vs// piel humectada  resequedad piel humectada piel hidratada piel nutrientes humectar hidratar humectación hidratacion crema buena alimentación agua La piel tiene glándulas sebáceas. A medida que haces tu vida diaria, dependiendo de las condiciones climáticas (frío o calor), estas glándulas van perdiendo la capacidad de suministrar la cantidad suficiente de agua para mantenerla lubricada. Al someterte bajo factores ambientales, estar en contacto con productos cosméticos y químicos, o bañarte a diario con diversos jabones, pueden provocarte sequedad en la piel.

Una mala alimentación o cualquier deficiencia en una dieta poco nutritiva, pueden afectar la salud de tu piel. Así como también la ingesta de algunos fármacos o medicamentos hacen que la piel esté más propensa a la resequedad. Y en el peor de los casos, trastornos genéticos o enfermedades.

Veamos cuáles son las diferencias entre estas dos propiedades.

La hidratación pasa por el nivel de agua que es aportado por la sangre a la piel, junto con el oxígeno y los nutrientes, durante el pasaje desde los vasos sanguíneos hacia los tejidos.

La humectación en cambio, se refiere a la humedad que la piel recibe desde el medio exterior, ya sea de forma natural o artificial, al ir usando diversos compuestos a base de agua y productos químicos. Éstos son componentes que se encuentran en la piel naturalmente, o sustancias de origen animal, mineral o vegetal y que ayudan a humectar la piel.

Las cremas hidratantes, aportan el agua que cada piel necesita en particular, pero además brindando hidratación profunda, esto por el hecho de contener principios activos muy importantes como el ácido hialurónico por ejemplo. Los hidratantes son emolientes, que ayudan a devolver la flexibilidad de la piel y a evitar la resequedad que produce cada organismo particularmente y también los factores externos.

Si hidratas tu piel a diario, ésta se mantendrá tersa, ya que se incrementarán los niveles de humedad. La piel muestra distintas necesidades según la edad y el tipo de piel, por ello, si no estás seguro de qué es lo que más te conviene, es recomendable que consultes a tu dermatólogo.

Algunos humectantes contienen ácidos AHA, aloe vera, vitamina E, entre otros, los cuales son ingredientes añadidos para mejorar la textura y tonificación de la piel, así como también para reducir las arrugas y marcas de la edad.

En las humectantes están presentes agentes como el propilenglicol o glicerina. Las cremas humectantes aportan el agua justa que necesita la piel, conservando su humedad. Su función es la de producir una revitalización de la piel, humectando los sectores más resecos y devolviendo la humedad natural.

La alimentación tiene relación con la salud y humedad de la piel. La dieta ideal es aquella que se encuentra perfectamente balanceada, que tenga toda la variedad y riqueza de los alimentos de diverso origen. Alimentos con una buena cantidad de minerales, en especial una variedad de frutas y verduras.

Si quieres que tu piel luzca espléndida, no olvides aplicarte diariamente hidratantes y/o humectantes. Además de beber 8 vasos diarios de agua, para hidratar por dentro.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario