Compartenos en:

Compartenos en Facebook Compartenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
pretenciosas

» Lavanda para la belleza de tu piel

subscribete

Lavanda para la belleza de tu piel

130896123 Lavanda para la belleza de tu piel sales de lavanda relaja reconforta piel lavanda flores de lavanda estimula espliego La lavanda es una planta perenne, muy ramificada y frondosa, de origen francés y del Mediterráneo oeste.
La lavanda es muy empleada en el tratamiento de problemas menores de la piel como acné, eczemas, heridas, hongos y quemaduras, aplicándola externamente. Veamos que más podemos contarte sobre esta olorosa planta.
El aceite de lavanda se usa para perfumería y cosmética. Otro nombre con el que es conocido en el comercio, es como aceite de espliego. Uno de sus usos más comunes es el agua de colonia, ésta se fabrica con esencia de lavanda que se combinan con esencias de otras plantas como el romero y la cidra. Además puede llevar azahar y bergamota.
Se dice que desde el tiempo de los romanos se usa el espliego, utilizándola en sus baños, así como también para llevarla entre sus ropas, como pequeños ramos para evitar picaduras ahuyentando a los insectos.
Lavar las prendas de vestir en esencia de lavanda para que éstas quedasen perfumadas, también era uno de los usos que se les daba por otras culturas.
La lavanda es muy apreciada en la industria de la cosmética porque añade un toque especial a todo tipo de colonias y perfume.
Por excelencia, tiene el poder de relajar y estimular la piel, siendo el ingrediente primordial en los baños.
Te dejamos unas simples recetas para que te des baños con lavanda:
Ingredientes:
- 1 taza de flores secas de lavanda
- 2 tazas de avena
- ½ cucharada de bicarbonato
Preparación:
Debes mezclarlo todo y triturarlo hasta que quede como harina.
Este baño hará que te relejas y te reconfortará, consiguiendo reanimar tu piel.

Otra opción son las sales de baño de lavanda:
Ingredientes:
- 1 taza de sal gruesa
- 1 taza de bicarbonato de soda
- 1 taza de sal Epsom
Preparación:
Mezcla bien todos los ingredientes en un recipiente. Agrega 15 gotas de aceite esencial de lavanda y un cuarto de taza de aceite de almendra.
Coloca la mezcla en un frasco de vidrio. Verte una pequeña cantidad, cada vez que te des un baño caliente.
Recuerda almacenarla protegida de la luz y la humedad.

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Otros Articulos:

Comparte este articulo en | Más

Tags:

 

 
 

Deja tu comentario